Maquetación 1 (Page 1)Si uno recorre los escaparates de las grandes superficies, o las librerías más importantes de España (y me atrevo a decir América Latina) encontrará que en los últimos años la secciónJuvenil ha crecido exponencialmente. Encontrará caras conocidas, libros diseñados con las portadas de grandes éxitos de taquilla, series, cómics, etc. pero raramente encontrará entre ellos historias locales. La primera pregunta, imagino, será: ¿No hay escritores españoles de éxito capaces de escribir historias juveniles interesantes?

Antes de decepcionarse del todo os doy buenas noticias: sí, sí que los hay. Y muy buenos. Uno de ellos es David Martín, quien ha logrado conjugar el éxito y la creatividad junto con tramas, historias y personajes más próximos a nuestra idiosincrasia que, evidentemente, un vampiro melancólico.

Para quienes busquen este tipo de obras deben acercarse a El tesoro de papel, el segundo libro del escritor granadino David Martín (que saldrá a la venta en el mes de septiembre), una historia tan entretenida como entrañable, donde se narra la aventura de Valentina, personaje ambientado en la obra de Alicia en el país de la maravillas. Valentina, víctima de una infancia cruel y testigo mudo de un crimen, deberá recorrer el mundo de los sueños para intentar buscar respuestas que la realidad no consigue darle.

En este recorrido, que emula los doce trabajos del gran héroe Hércules, conocerá seres maravillosos que la ayudarán en su misión de conseguir El tesoro de papel, un botín que no alberga joyas, sino un papel y una pluma mágica, de cuyo poder todos hablan pero que nadie parece haber visto, al menos aparentemente. En concreto, si Valentina logra su objetivo, podrá ungirse con la sangre de la diosa Eurídice y emprender la búsqueda que le permita llegar hasta su objetivo.

Hay un componente clásico en El tesoro de papel de David Martín: un viaje, una misión, compañeros de aventura y varias pruebas que superar hasta lograr su objetivo que en realidad no es otro que el paso al conocimiento objetivo del mundo que la rodea y sus peligros. En este sentido, se agradece enormemente el respeto a los clásicos como Anderssen, Carroll o Baum pero además el aporte de mitos griegos, nórdicos o anglosajones para confeccionar una historia original, con giros y guiños que son propios de la cultura española pero sin perder aquellos códigos universales que distinguen a las obras fantásticas.

Se sabe que unas de las razones del éxito de El mago de Oz se debió a que fue la primera novela juvenil norteamericana inspirada en el regionalismo del estado de Kansas, cuyos personajes remiten al paisaje rural (el camino amarillo del trigo, espantapájaros, león) combinado con la nueva tecnificación (el hombre de hojalata) que determina la realidad cotidiana.

En este sentido, El tesoro de papel nos conduce en esa misma dirección: remitir lo cotidiano a lo fantástico, acaso porque en la conciencia (en sus preocupaciones) de un niño la realidad aparece descifrada bajo siete llaves fantásticas.

Puedes conseguirlo en: El Jardín de los curiosos (Papel), Casa del Libro(Ebook)