Me gustaría compartir en este espacio la entrevista que me hicieron en Fnac La Gavia tras la entrega de premios del concurso Microcrímenes. En realidad, esta entrevista me sirve más a mí que a los demás porque, leyéndola, me doy cuenta de que estaba sobreexcitada y además uso demasiadas muletillas. Bueno, de los errores se aprende. Por eso, no cambio ni una coma ni nada. Así fui. http://tiendas.fnac.es/la-gavia/concurso-falsaria-escribir/

Después del concurso de “Microcrímenes” tuvimos el placer de poder charlar un rato con una de la creadoras de Falsaria, Paloma Benavente. Descubre todas las cosas interesantes que nos contó.

¿Cómo surgió la idea de Falsaria?

Porque nosotros éramos un grupo un amigos que nos conocimos en un taller literario, y llegó un momento en el que nos enfrascamos en grandes proyectos y una vez terminados o muy encaminados con ellos dijimos “¿Qué pasa? Yo escribo una novela que es un curro enorme y ¿Qué hago con ello?” Entonces Nicolás que sabe mucho sobre blogs y redes y sociales, y yo que se supone que soy la experta en literatura, nos juntamos y decidimos que había que hacer algo. Empezamos como un pequeño blog donde los amigos escribían, de repente apareció el primo de un amigo lejano y luego gente que no conocíamos de nada. Fue entonces cuando nos dimos cuenta que todo el mundo quería compartir sus escritos y no había un espacio donde poder hacerlo. De ahí surgió Falsaria que ha ido creciendo y esperemos que todavía le quede mucho por crecer.

¿Por qué ese nombre?

Queríamos darle un aspecto que reuniese lo que es la literatura, es decir,  ficción, mentira, un mundo paralelo con alguna terminación en latín. No se cuantos nombres surgieron primero, pero al final fue Falsaria, salto la chispa, y dijimos ¡Claro que sí! (Risas)

El escritor Adolfo Garcia Ortega dijo: “Para algunos escritores, entre los que me hallo, hay dos extraños placeres que son aún más extraños de puro imposibles. Uno es un placer borgiano, consistente en imaginar libros perfectos que estaría bien escribir siempre y cuando sea uno mismo quien los escriba. El otro es un placer ambiguo, masoquista, generoso: admirar libros ya escritos por otros colegas y lamentar no haberlos escrito uno mismo.” ¿Tú con cual de los dos te quedas?

Yo creo que antes de der escritor tienes que ser un buen lector, eso ya lo decía Borges. Nosotros en falsaria nos encontramos de todo. A mí me parece que un buen escritor primero es un oficio, se hace a través de esfuerzo. “La inspiración mejor que te pille trabajando”, también eso lo decía Oscar Wilde, pero desde luego lectura, lectura, lectura, porque son tus herramientas y es de donde vas a ir aprendiendo. Así que yo creo que disfruto más leyendo que escribiendo porque escribir, tiene un puntito de sufrimiento, sobre todo cuando no llegas a decir exactamente lo que querías decir, y en cambio con la lectura tienes un montón de mundos que se te abren.                           64643_314660815310030_1289187458_n

¿Todos deberíamos escribir de vez en cuando?, es decir ¿Es otra manera de comunicarse más, tan “natural” como el hablar?

A mí me parece que si, por un lado escribir es otro medio de expresión más, pero también hay que tener en cuenta que el que escribe lo hace para que permanezca, con lo cual también lo hace dentro de sus posibilidades con cierto cuidado. Así que todo escritor también tiene algo de exhibicionista, mientras que todo orador dice las palabras y “se las puede llevar el viento”.

Dinos algún libro que haya marcado distintas etapas de tu vida.

Por supuesto, Rayuela de Cortázar fue un martillazo en la cabeza, de decir “¿Cómo, pero la literatura también es esto? (Risas) Y otro que me haya marcado más contemporáneo, Jonathan Franzen con “Las correciones”, “Movimiento fuerte” o el último de “Libertad” ,para mí ha sido brutal.  Porque la narrativa norteamericana es tan explícita, tan visual y tan cinematográfica que de verdad, es increible. ¡Vamos me lo metería en vena si pudiese! Y uno que fue tan bueno que casi casi me desanima a seguir escribiendo  pero no seguir leyendo, es el de “Los detectives salvajes” de Roberto Bolaño,  fue maravilloso.

¿ Pensáis que la gente tiene difícil introducirse en el mundo literario?

Mira, el mundo literario para simplificar se divide en dos esferas, una la de los grandes escritores que son los que venden. Y otro mundo que se ha ido abriendo pues debe llevar unos diez años es el de la auto publicación. Si uno es un escritor pequeñito que tiene diez cuentos o lo que sea, me lo pago yo, tengo mi libro, pero ese libro ¿donde va? Si no tienes distribución, no llega al las librerías ni al público. Con lo cual Falsaria por eso esta ahí es ese nexo de unión. Ni es una editorial grande ni la autopublicación. Todo lo que se hace en Falsaria es real, es gente que te sigue, te lee porque quiere y te vota para que luego salgas publicado en la revista trimensual de Falsaria. Lo que queremos hacer es eso, que haya otra plataforma más, otra salida para los escritores que no saben donde ir. Y de verdad, alguno de ellos si yo tuviera dinero para montar una editorial apostaría por ellos y por mucha gente.

¡Muchas gracias por haber colaborado con nosotros en este maravilloso proyecto! Estamos seguros de que este es el principio de una fructífera relación.